Cómo prevenir y aliviar el dolor de espalda

Cualquier dolor puede resultar incómodo, pero el dolor de espalda nos vuelve improductivos, irritables, desanimados y si no se trata tiende a empeorar por lesiones más graves. Veamos cómo prevenir y aliviar el dolor de espalda.

Causa del dolor de espalda

El dolor de espalda tiende a ocurrir debido a una mala postura. ¡Este es en realidad el punto de partida!

Puede estar asociado a un problema congénito (cuando la persona nace con desviación postural) o debido a posiciones diarias, como la forma en que se sienta, mucho tiempo en el celular e incluso la posición a la hora de dormir.

Con el tiempo, esta mala postura se vuelve natural, provocando desequilibrios musculares y desalineación de las articulaciones que provocan dolor.

Sin embargo, no es solo una mala postura la que provoca dolor de espalda, los movimientos repetitivos y / o una gran sobrecarga pueden provocar lesiones en la región provocando dolores intensos.

Riesgos de no cuidar el dolor de espalda

Por lo general, el dolor y la incomodidad son signos de que algo anda mal y, si no se atiende, pueden progresar a lesiones más graves, como una hernia de disco.

En la columna vertebral tenemos vértebras y entre ellas el disco intervertebral. En el núcleo del disco hay una sustancia gelatinosa (núcleo pulposo) y a medida que movemos nuestra columna, los discos se van ajustando dando movilidad y absorbiendo el impacto.

Debido a la falta de tratamiento en estas desviaciones posturales, el disco se parte, filtrando su núcleo, que al entrar en contacto con la médula espinal, provoca dolor severo, hormigueo, pérdida de sensibilidad o entumecimiento, síntomas que pueden variar de región dependiendo del sitio lesionado. (cervical, torácica o lumbar).

Tratamientos y prevención

Si tu dolor ya es frecuente es bueno que acuda a un médico ortopédico para que lo examine mejor. Muchas veces el tratamiento para estos casos son sesiones de fisioterapia, RPG (Reeducación Postural Global), quiropráctica y por supuesto, mucho entrenamiento.

Sin embargo, en casos más severos es necesaria la cirugía (espero que este no sea tu caso). Hemos separado algunos ejercicios para prevenir y aliviar el dolor de espalda:

Rango de movimiento

Este ejercicio es bueno para estirar los músculos abdominales y aliviar tensiones en las vértebras haciendo el movimiento opuesto al que hicimos en nuestra vida diaria. Realice el movimiento muy lentamente.

Abdominal

Un abdomen fuerte protegerá mejor su columna y ayudará a mantener la postura, por lo que los ejercicios abdominales son muy importantes.

Extensión lumbar

En este movimiento se trabajan los músculos erectores de la columna, fundamentales para una columna sana y alineada. Además de mejorar la postura evitará que las vértebras se desalineen.

Tablero

Un ejercicio clásico y muy recomendable que funciona en toda la región CORE (abdomen, espalda baja y cadera), el ejercicio de plancha aumenta la conciencia del cuerpo, haciéndote darte cuenta de si estás o no en la postura incorrecta.

Estiramiento de isquiotibiales y glúteos

Separé estos dos estiramientos porque muchas personas que pasan muchas horas sentadas terminan con isquiotibiales (isquiotibiales) y glúteos rígidos y acortados, lo que provoca fuertes desviaciones posturales y dolor en la zona lumbar.

Ahora le toca a usted, ¡no más sufrimientos por estos dolores! ¿Gustó? ¡Compartir!

¡Buen entrenamiento!

* Renato Santiago es licenciado en Educación Física, posgrado en Marketing y Administración Deportiva, entrenador personal y fundador de Hora do Treino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *