¡La salud y la pérdida de peso trabajan juntas!

Sabemos que la imagen corporal es uno de los focos principales en estos días, para muchos, no importa qué tipo de dieta, lo importante es estar con el “cuerpo ideal”.

Dietas de moda se buscan con mayor frecuencia para una pérdida de peso rápida en unas pocas semanas o días, lo que termina siendo un problema de salud.

Muchas de estas dietas son de patrones restrictivos, donde dejas de comer algunos alimentos durante ese tiempo para que puedas perder peso.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que cuando esto sucede, consecuentemente dejas de consumir algunos nutrientes esenciales como vitaminas y minerales, que pueden derivar en serios problemas de salud como desnutrición, anemia, aumento de colesterol, entre otros.

Es bueno considerar que además de que estas dietas no se siguen durante mucho tiempo por ser difíciles de mantener, la rápida pérdida de peso puede promover efecto concertina, es decir, después de pasar por este período de restricción, el cuerpo termina estimulando más el hambre, provocando que comas aún más sin darte cuenta, y así aumentando tu peso rápidamente.

Pero sin dietas restrictivas, ¿cómo puedo bajar de peso?

Antes que nada vale recordar que cada uno tiene un cuerpo y metabolismo diferente, hay que tener en cuenta la individualidad de cada uno.

Por tanto, lo ideal es que te acompañe un profesional de la salud como nutricionista, médico y educador físico, para que la pérdida de peso sea efectiva de forma correcta y que puedas comer sano.

LOS reeducacion alimentaria es uno de los grandes pasos y debería ser una prioridad. Cambiar los hábitos alimentarios, como disminuir el consumo de alimentos con gran cantidad de grasas saturadas y trans, azúcares y calorías vacías (sin nutrientes importantes para la salud), puede llevar a la pérdida de peso aunque sea más lento que las dietas. restrictivo, para que sepa que lo está haciendo de manera saludable.

La calidad es más importante que la cantidad, restringir algo o exagerar alguna comida no te ayudará y puede terminar perjudicando tu salud.

Siempre piensa en equilibrar, coma la cantidad adecuada para su cuerpo y piense en la calidad de los alimentos que consume.

Un consejo es seguir la alimentación consciente, una práctica reconocida de pensar en la hora de la comida, lo que está comiendo y cómo lo está aprovechando. Debe evitar las prisas de la vida cotidiana y detenerse por un tiempo al menos cuando coma.

Una alimentación adecuada va más allá de consumir alimentos saludables, evita los riesgos de falta de nutrientes y previene la aparición de enfermedades.

También es importante que junto con la alimentación, la práctica de actividades físicas, esto ayudará a su cuerpo a promover la estimulación muscular, contribuyendo a la pérdida de peso y la definición.

Recuerde: la salud y el bienestar son siempre la primera opción, no deben ponerse en riesgo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *