Dieta flexible: ¿Qué es y cómo se hace?

La dieta flexible proviene del acrónimo IIFYM, que significa “Si se adapta a sus macros”. Traduciendo al portugués: “Si cabe en tus macros”. Hoy en día esta dieta se ha hecho famosa simplemente por traer la propuesta de que no debemos etiquetar los alimentos como prohibidos o permitidos, siguiendo la creencia de que no existe un alimento milagroso para adelgazar. Así es, la Dieta Flexible no hace una lista de los alimentos que debe o no debe comer, le permite comer cualquier alimento de acuerdo con su recuento diario de macronutrientes.

Insertar algunos alimentos deliciosos en tu vida diaria es fundamental, manteniéndote firme en tu dieta. Nadie puede mantenerse durante mucho tiempo con dietas restrictivas, después de todo, su dieta influye en todo, especialmente en su estado de ánimo. Y no hay nada mejor que alcanzar tus objetivos, ya sea de adelgazamiento o hipertrofia, con placer y esa sensación de bienestar contigo mismo.

¿Qué son los macronutrientes?

Son nutrientes encargados de aportar energía y componentes clave para el crecimiento y mantenimiento del organismo. A partir de la distribución de macronutrientes en un plan de alimentación, podemos identificar cuántas calorías debe consumir una persona en el día.

  • Carbohidratos = 4 calorías por gramo
  • Proteínas = 4 calorías por gramo
  • Lípidos / Grasas = 9 calorías por gramo

“Entonces, ¿puedo comer todo lo que está en la dieta flexible?”

Sí y No. La intención de la dieta no es poder comer de todo, sino comer sano para permitirse un postre después del almuerzo por ejemplo. Recuerda que todo lo que comes en el día, debe estar dentro de tu cuenta de “Macros” y no exceder tus necesidades diarias.

Presta atención a tu cuerpo, a tu hambre, come con cuidado mientras disfrutas de las comidas, trata de adaptarte gradualmente hasta que tu dieta satisfaga tus necesidades.

Desventajas de la dieta flexible

A veces la gente confunde “poder comer cualquier alimento” y algunos terminan excediendo el “límite” de los alimentos no saludables. El propósito de la dieta es que alcances tus metas sin tener que vivir una tortura en tu rutina de alimentación, pero debemos recordar que tomar buenas decisiones es siempre la mejor opción. Todo es cuestión de equilibrio.

¿Cómo calculo mis “macros”?

Actualmente podemos encontrar algunas apps que hacen esto por ti, pero recuerda que la cantidad de Macronutrientes es individual para cada uno, y lo ideal sería buscar la ayuda de un nutricionista profesional para hacer este cálculo y armar un plan de dieta adecuado para ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *