Comida intuitiva: la clave para perder peso sin dietas

¿Has vivido ese ciclo de dietas? Empezar una dieta no funciona, te excedes con la comida, te sientes insatisfecho con tu cuerpo y comienzas otra dieta? Conozca el concepto de Alimentación Intuitiva, sin dietas, sin restricciones y que aún puede conducir a una pérdida de peso saludable.

Dietas

Siempre existe un estándar corporal “perfecto” impuesto por la sociedad, y junto con eso surgen dietas que prometen efectos milagrosos para llegar a ese cuerpo. Pero la mayoría de las dietas, además de no funcionar, también pueden promover el aumento de peso.

Comida intuitiva

Uno de los principios de la alimentación intuitiva es uno mismo. aceptación y ruptura con las dietas.

La intuición es la capacidad de comprender o identificar cosas que no dependen del conocimiento práctico.

La alimentación intuitiva tiene como objetivo mantener al individuo, la comida, la mente y el cuerpo en sintonía.

El hambre es la principal señal que nos da nuestro cuerpo de que necesitamos abastecernos de energía para poder realizar nuestras actividades.

La saciedad es otra señal que nos da nuestro cuerpo, cuando estamos satisfechos, cuando se acaba el hambre, y muchas veces no les prestamos atención.

Cuando nos ponemos a dieta o restringimos nuestra dieta, no podemos escuchar estas señales básicas dadas por nuestros propios cuerpos.

La alimentación intuitiva se basa en respetar el signo del hambre y el signo de saciedad. Es la idea de que debemos comer cuando tenemos hambre y dejar de comer cuando estamos satisfechos, determinando qué, cuándo y cuánto comer.

Otros principios

Además de no estar restringido y romper con las dietas, la alimentación intuitiva también prioriza la autoaceptación, el amor propio y la autoestima. Acepte su propio cuerpo, sus propias limitaciones y su genética.

Además, es importante prestar la debida atención a las emociones y sentimientos, como la ansiedad, la soledad, el aburrimiento, que muchas veces se esconden y se confunden con el hambre, llevando al individuo a buscar el bienestar en la alimentación. Tenemos que comer para satisfacer necesidades fisiológicas más que emocionales.

La comida tiene que ser un momento de satisfacción a la hora de comer lo que realmente se desea, en un ambiente agradable, esto permite una mejor percepción de saciedad.

Es importante hacer las paces con la comida, romper con el concepto de alimentos “buenos” o “malos”. Siempre es importante hacer ejercicio y cuidar su salud.

La alimentación intuitiva no se trata de la cantidad o calidad de los alimentos, sino de la relación de cada persona con los alimentos.

Los alimentos no deben verse solo por calorías o nutrientes como proteínas, carbohidratos, etc. Porque tan importante como comer es cómo se come. Y que la técnica de comer con atención plena puede ayudar.

Es la punta

En caso de duda sobre si está realizando una alimentación intuitiva, pregúntese: ¿Por qué como? ¿Cuándo quiero comer? Que como yo Como como Cuanto como yo ¿Dónde gasto mi energía?

Sea consciente de su hambre y trate de no juzgar sus sentimientos que genera a gusto por ciertos alimentos.

Elija si comerá o no, si opta por comer, disfrutar de la comida, saborear la comida de forma consciente y agradable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *